jueves, 19 de enero de 2017

Bien cuidado - Columna San Cadilla Mural - 19 Enero 2017



Bien cuidado

Escoltado por un agente de la Secretaría de Movilidad llegó el sábado al Estadio Jalisco el presidente del Atlas, Gustavo Guzmán, para el partido contra los Tigres.

No llegó del aeropuerto, no se le hizo tarde y sí sabe dónde está ubicada la casa de su equipo. El chiste es que ya no quiere que la gente se le acerque, entre otras cosas, para recordarle a su mamá.

No es un secreto que el presidente y algunos seguidores del
Atlas no tienen muy buena relación, por asuntos que han quedado atrás, pero no en el olvido.

Así que Guzmán llegó al Jalisco a bordo de la camioneta en la que normalmente se mueve cuando visita la Ciudad para atender asuntos relacionados con los Rojinegros.

Para que se den una idea, el auto del directivo tiene más pinta de papamóvil que de vehículo ejecutivo, porque tiene muchas ventanas, por medio de las cuales el conductor es muy fácil de ubicar desde afuera.

En anteriores ocasiones le ha llovido de todo a su llegada al estadio: botellas, vasos, aviones de papel, recordatorios maternales y pintadas de dedo. Por eso, ahora llega escoltado por un elemento de Movilidad.

Esta vez le funcionó la estrategia, aunque quizá le haya pasado por la cabeza ponerle polarizado a los cristales de su camioneta, para que no lo reconozcan tan fácilmente.

Pero bueno, la verdad, aunque parezca pez beta en pecera, lo ideal sería que no lo agredieran. En fin...

Ánimo, presi.

Apadrinado

Pues ayer salió Hugo Sánchez a decir que quiere comprar al Puebla y que ya habló con Carlos Hugo López Chargoy, quien ya tiene la presión de la Liga MX de vender a los Jaguares porque tiene harto a medio mundo con los adeudos con el plantel y sus promesas de pago incumplidas.

Oficialmente, Jesús López Chargoy, hermano de Carlos, es el dueño del equipo poblano, pero es el dinero de la constructora de la familia el que sostiene -cuando puede- a ambos clubes.

Después de sus fallidos intentos al frente del Necaxa, la Selección y el Almería, quizás Hugo ya se habrá dado por vencido en su idea de volver a ser técnico, porque para que cada vez que habla de sus logros recuerda el bicampeonato de los Pumas, en 2004... y ya llovió.

Así que, para regresar al mundillo del futbol, planea una nueva estrategia, la cual no había hecho pública si no fuera en serio, quiero pensar.

Se preguntarán de dónde sacará Hugol el dinero que cuesta una franquicia de Primera División, porque si bien tiene sus ahorritos, es improbable que le alcance para pagar los 15 millones de dólares que debe rondar el precio de un equipo como La Franja.

Digo, si fuera tan rico, no estaría trabajando de comentarista de televisión.

Le cuento que el Pentapichichi tiene el respaldo de un empresario del ex DF, quien apoquinaría con la mayor parte del dinero, pero además está en busca de otro inversionista que le ayude en su aventura, ya que tiene muchos amigos de lana y también mucho verbo.

La tirada de Hugol es ingresar a la Junta de Dueños y ahí buscar aliados que le ayuden a dar el salto a la presidencia de la Federación Mexicana de Futbol en cuanto se pueda, un deseo que también expresó ayer.

Pero antes que cualquier cosa, tiene que convertirse en dueño y entrar a la tan sonada familia del futbol.

Barra libre

A mis lectores de Tamaulipas les tengo una pregunta: ¿Qué tal la vida nocturna por aquellos lares? La respuesta es para un amigo.

Resulta que Vicente Matías Vuoso, ex del América, el Santos, los Jaguares, el Atlas y el Cruz Azul, regresó al futbol mexicano tras su fallido paso por los Talleres de Córdoba, de su natal Argentina.

Los Correcaminos, dirigidos por Jaime Ordiales -quien el año pasado despachaba como director deportivo de las Chivas- fueron los ganones y se quedaron con el codiciado atacante, quien en los últimos años se distinguió más por su vida nocturna que por sus goles.

Si las ventas andan bajas en los bares de aquella zona, ahora es cuando hay que poner promoción de barra libre o un dos por uno, pues les daría muuuy buenos dividendos.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios