jueves, 16 de febrero de 2017

'Líos de faldas' - Columna San Cadilla Reforma - 16 Febrero 2017



'Líos de faldas'

En asuntos concernientes al futbol femenil, en la Federación Mexicana de Futbol le siguen haciendo al "Tío Lolo", como se dice vulgarmente, porque no le han dado el nombramiento oficial a Roberto Medina como técnico de la Selección Femenil Mayor.

El hombre, que es sumamente institucional, dijo que está a la orden y disposición de los directivos, pero los encargados de hacer funcionar estos proyectos no sé si andan muy ocupados en otras encomiendas o de plano están esperando a ver si surge algo más en el firmamento.

Por lo pronto, Medina les sacó el pendiente del juego ante Canadá, que ya se había pactado desde meses atrás, para no quedar mal ante la escuadra de La Hoja de Maple. Pero ahora todos están muy calladitos, sin dar nombres ni nada de nada.

Por cierto que la FMF también anda fuera de juego en el tema de la información de la Femenil, pues nunca avisaron que el segundo partido ante las canadienses se canceló por mal tiempo. Digo, aunque estaba pactado para celebrarse a puerta cerrada, pues habría que haberle dado un seguimiento y no dejarnos en ascuas, porque no van a creerlo, pero todavía estamos con el pendiente.

Si así se toman las cosas, ya me imagino por qué a Medina nomás lo andan ilusionando y al final nada que salen a darle el nombramiento oficial.

Derechos malbaratados

Ya saben que tengo orejas por todos lados, y por una de ellas me enteré de por qué el Puebla se las ha visto tan negras en los últimos años.

Ahora que el equipo anda por la calle de la amargura, más allá del acicate que pueda representar el triunfo en la Copa MX o el empatito que le sacaron al América en el Azteca me dijeron que el flujo de capital fue un verdadero problema desde el momento en que la familia López Chargoy se hicieron con la propiedad del equipo hace cuatro años.

Y es que en su afán por capitalizarse luego de la puntada de agarrar al equipo, diiicen que "negociaron" sus derechos de televisión por una auténtica miseria, algo así como 220 millones de pesos por la transmisión durante ¡siete años!

De ser correcto, ahora entiendo la razón del sufrimiento de La Franja, que prácticamente tendría hipotecados los ingresos por televisión, siendo que cada vez es un negocio más jugoso ahora que equipos como Pachuca, León y Chivas se han independizado del duopolio de televisoras.

Para poner las cosas en perspectiva, dicen que La Fiera cobra 8 millones de dólares anuales por derechos de transmisión (algo así como 160 millones de pesos), mientras que las Chivas se inconformaron porque apenas recibían 14 millones de dólares por temporada... y miren al Pueblita, que ya hasta se gastó los más o menos el millón y medio de billetes verdes al año en los que, casi literalmente, vendió su alma a la tele.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios