miércoles, 8 de febrero de 2017

Moleros valiosos - Columna San Cadilla Mural - 08 Febrero 2017



Moleros valiosos

Para todos aquellos que critican los juegos moleros del Tricolor en Estados Unidos, déjenme les cuento que hay más de un millón de razones para que la Femexfut mantenga su idilio con Soccer United Marketing.

Así es, dichos motivos son verdes, rectangulares y traen a George Washington.

Como lo leen mis filosos lectores: un melón de dolarucos de los de a casi 21 pesos es lo que cobra la Selección por enfrentar al rival que le pongan enfrente, siempre y cuando tengan dos piernas y puedan patear un balón.

Hasta 2015, el Tri cobraba por juego amistoso la nada despreciable cantidad de 650 mil dólares, pero ya en el 2017, Decio de María y sus secuac... colaboradores lograron elevar la cifra.

Eso sí, la selección latinoamericana mejor pagada sigue siendo Brasil, con 2 melones constantes y sonantes, seguida de Argentina y luego Colombia; no tengo las cifras actualizadas, pero hace dos años los pamperos se dejaban pedir 1 millón 150 mil dólares.

Por eso es que en SUM y la FMF están muuuy nerviosos por la entrada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos ya que, si endurece las políticas migratorias, los paisanos no se van a parar ni aunque vayan enmascarados o con la botarga de Pique.

De hecho, para el juego de hoy en Las Vegas ante los jovenazos Sub 20 de Islandia, la ventas de los boletos no estaba ni al 50 por ciento.

La historia

Estas épocas que estamos viviendo de un Tri millonario tienen varios precursores, a quienes la historia no les ha hecho justicia.

Déjenme les cuento que el cambio se gestó cuando Emilio Maurer y Francisco Ibarra le quitaron el poder de la FMF y la Selección a Televisa, y pusieron como DT a César Luis Menotti, quienes por cierto se reunieron la semana pasada por estos lares.

Cuando el Tri apenas salía de su castigo de FIFA por la trampa de los "Cachirules" de 1990, en el extranjero lo más que le pagaban a la Selección por amistosos eran 40 mil dólares.

Hoy esa cantidad se la gastan en puros viáticos para los pateabalones.

Maurer, como director de Selecciones, puso a Manuel Lapuente como técnico en su primera época, con Nacho Trelles como asesor, y así comenzaron a revalorarla, llegando a cobrar 300 mil dólares por juego.

Obviamente, el interés por México creció con la llegada de Menotti, y de esta manera llegaron a firmar una gira de 17 juegos por México, Estados Unidos, Europa y Sudamérica, cobrando de acuerdo a la sede y a rival.

Ellos pavimentaron el camino para que el Tricolor sea actualmente el más grande negocio deportivo en México y hasta generador de divisas... bueno, hasta que Trump diga lo contrario.

¡Ahhh, miedo!

Ya les había contado que la semana pasada Guillermo Vázquez estuvo en el Estadio Morelos zopilot... platicando con la directiva del Morelia, que traía a Pablo Marini entre ceja y ceja.

Pues la derrota del sábado en casa frente al América accionó la guillotina contra el técnico argentino, quien dejó al equipo en el último lugar de la tabla del descenso.

Pues ayer Álvaro Dávila le dijo a Memo que ya estaba todo listo para que tomara el timón y firmara, pues las cosas estaban más que platicadas, pero el ex técnico de los Pumas y el Cruz Azul se hizo como que la Virgen le hablaba.

Con el Morelia en el sótano del descenso y 6 puntos abajo del Veracruz, el candidato le avisó al directivo que dijo mi mamá que siempre no, así que los Monarcas no tienen cabeza y tienen en puerta el partido en Chiapas el domingo.

Ahora, la directiva baraja la margarita entre Tomás Boy, Rubén Omar Romano, Mario Carrillo y hasta Carlos Bustos, quien hace tres años llevó al equipo al título de Copa, pero fue despedido que porque jugaba feo, aunque ganaba partidos.

A como están las cosas, a ver quién se anima.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios