martes, 28 de marzo de 2017

En todos lados... - Columna San Cadilla Reforma - 28 Marzo 2017



En todos lados...

Por si no lo sabían, Trinidad y Tobago estrenó técnico el viernes y ganó sus primeros tres puntos en el Hexagonal tras vencer 1-0 a Panamá.

Los pongo en contexto porque resulta que el anotador del partido fue el volante Kevin Molino, uno de los mejores jugadores trinitarios. Pero no vengo a hablar maravillas del integrante del Minnesota United de la MLS, sino más bien a contarles que Trinidad y Tobago está tan limitada que incluso se dan el lujo de perdonar indisciplinas.

Así ocurrió en esta ocasión con Molino, quien apenas en octubre pasado fue dado de baja porque se confirmó que en plena concentración se escapó a una discoteca. Lo peor es que ésta era la segunda indisciplina del entonces jugador del Orlando City, quien dos meses atrás se había salido a dar la vuelta en bote junto a algunos compañeros.

Pero como en la isla no tienen talento para tirarlo para arriba, pues el nuevo timonel Dennis Lawrence tuvo que aplicar la de la amnesia para contar con su estrella y pues a ver con qué otra joya le sale Molino en el futuro...

Falló el hijo, papá

Parte de que León sea hoy un caos total tiene mucho que ver con Javier Torrente.

La cúpula esmeralda ha aguantado al técnico argentino como su técnico a capa y espada, pero hay algunos que ya se dieron cuenta que Torrente no puede gestionar los egos en el vestidor de La Fiera.

Me contaron por ahí, que tanto cuerpo técnico y directiva hablaron con Diego Novaretti para que éste controlara su temperamento luego de que fuera castigado por escupirle al "Chucky" Lozano.

En ese momento, una de las peticiones expresas a Torrente fue insistirle al jugador para que no cometiera estos errores, a pesar de que su "hijo" ya está grandecito.

Pues al parecer, el estratega volvió a fallar y Novaretti también, porque ahora está metido en una bronca por agredir a un árbitro, a pesar de que los valores de los Panzas Verdes dictan todo lo contrario, sobre todo con la autoridad de la cancha.

Que no se les haga extraño que al final del torneo uno de estos dos personajes pueda salir bailando tras este papelón, que al menos a la directiva de León, ya la tiene harta.

De parentescos

Mis amigos del gremio arbitral harían bien en escoger con cuidado los apodos que se ponen entre ellos, porque ya me enteré que a Paco Chacón le sacaron una cana verde con el sobrenombre del "cuñado incómodo" que le pusieron a Erick Yair Miranda. Y es que resulta que Miranda y Chacón no tienen ningún parentesco familiar, pues sus hermanas andan en rollos completamente distintos a los arbitrales.

Así que vaya una amarillita para el que escogió lo de "cuñado" y... ¡juegue!

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios