martes, 7 de marzo de 2017

Hace una llamadita - Columna San Cadilla Norte - 07 Marzo 2017



Hace una llamadita

¡Qué demonios le pasa al Clausura 2017!

Lo escribo con signos de admiración y no de interrogación, porque no es pregunta, es exclamación, asombro, desconcierto, estupor y un cierto dejo de pasmo y estupefacción.

Una semana uno le escupe al otro, en la otra fingen tres penales y en la siguiente se pelean con picahielo y cocaína en la tribuna de Veracruz.

Luego uno le fractura la nariz al otro sin ser expulsado y diciendo que no tuvo intención (nadie se lo cree) y ahora tres gravísimas lesiones en una sola jornada con entradas que merecerían suspensión de un torneo completo.

Aaah, pero minutos antes la hipócrita ceremonia de "¡Juega limpio, siente tu Liga!", obligando a los dos equipos a salir juntos del vestidor, cuando era más emotivo que cada uno saliera y aplaudirle cada quien al suyo.

Bueno, esta introducción es para darle pie a lo que viene. Desgraciadamente ya nadie puede quitarles las graves lesiones ni al "Conejito" Brizuela ni a Renato Ibarra ni al "Chucky" Lozano, pero sí tratar de acordar castigos.

Ya sabemos que en la FMF todo mundo trata de meter mano. Como son "dueños", buscan que sus intereses no se toquen, aunque lo merezcan.

Al más puro estilo del papá influyente que cree que porque tiene mucho dinero puede hacer lo que sea y le habla al jefe de policía para que no meta a la cárcel a su hijo aunque sea culpable, así se están moviendo algunos de los implicados.

Les cuento que un alto, alto, alto personaje del Toluca intentó comunicarse con Jorge Vergara para que le echara la mano y no pidiera la inhabilitación para Rubens Sambueza.

Pero el dueño de las Chivísimas Rayadas del Guadalajara -el equipo de Dios y María Santísima- estaba que no lo calentaba ni el sol por la lesión de su "Conejito", así es que ni la llamada le tomó, y sí pidieron ya que el argentino del Toluca ni vuelva a jugar hasta que lo haga Brizuela.

Son los lunes cuando la Disciplinaria emite el comunicado e informa el castigo para los infractores del fin de semana, pero esta vez no fue así.

"Será hasta mañana (hoy) cuando demos a conocer los castigos, porque se tienen que analizar todas las pruebas de los tres casos", me dijo ayer mi Judas Disciplinario, a quien ya le llamo más que a Doña Sanca.

Síganle...

¡Ojo, ooojo!

El domingo Santos recibe a La Pandilla del Cerro de La Silla.

Además del atractivo de ver a Jonathan Emmanuel Orozco Domínguez jugar ante su ex equipo, habrá otro punto en el que se deberá poner mucha atención.

La Adicción irá. De eso no tengan duda. La rivalidad entre ambas aficiones es más grande que la de Tigres con Santos. Rayados y Santos tienen más pique.

Me cuenta mi informante del Club Santos que la venta de boletos la están tratando de bloquear, esto con el fin que los Rayados compren los menos posibles.

"Sabemos que vendrán como quiera, pero no estamos facilitando la venta. Que sean menos de los que podrían ser si la abrimos en general", me dijo.

El problema no es ése, señores. El problema es que en Torreón, al igual que en Veracruz, la seguridad en el estadio es más escasa que la calidad de aire en la CDMX y en Monterrey, y más mala que la calidad de programas como "Destardes" o cosas así.

Pocos policías, malos en autoridad y no te resuelven un café. Ojalá la gente del Club Santos ahora sí contrate elementos de seguridad en gran cantidad, porque siempre se le echa la culpa a las barras (yo soy el primero en hacerlo), pero jamás a los clubes que no hacen bien su trabajo de previsión.

Veracruz hizo un pésimo trabajo. Lo peor lo hemos visto con Fidel Kuri y su gente, y con Santos, cuando van los de aquí ni se diga.

Focos rojos en Torreón el próximo domingo, a menos que Santos ahora sí haga un buen trabajo en el aspecto de seguridad.

PD: Mis respetos en lo deportivo. Yo hablo del tema de seguridad.

Carita triste

Así como cuando el capi Juninho hace sus cambios de lado al lado de la cancha, así lo haré en este momento.

Me cuenta mi Judas Felino que quien anda muy agüitado y triste porque ya calienta la Bancomer más que un velador su silla en tiempo de frío es Ismael Sosa.

"Ya te imaginarás cómo anda Sosa. Anda desconcertado porque considera que es algo injusto. Bueno, no injusto, sino que él siente que hizo buen torneo el pasado, que fue el goleador del equipo y ahora está en la banca.

"No le gusta estar ahí. Sé que a nadie le gusta, pero a Sosa sí le está pegando. No le queda otra que esperar. Muchos hemos pasado por eso. Ojalá pronto tenga su revancha y la aproveche", me dijo mi Juditas Jugador.

PD: ¡De por sí Sosa tiene carita triste de WhatsApp, pues ahora más!

El colmo del descaro

Me despido con una frase que le dio "aquel" a David Faitelson en entrevista exclusiva para ESPN.

"¡Dicen que fracasé en Boooca; cómo, si fui subcampeón!".

Ricardo Antonio La Volpe.

A 6 de marzo del 2017.

PD: ¿Lo hará adrede o en verdad razona así?

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios