miércoles, 22 de marzo de 2017

Le dan baje... - Columna San Cadilla Reforma - 22 Marzo 2017



Le dan baje...

No todo fue alegría para Silvio Romero el domingo, pues los amigos de lo ajeno le echaron a perder un día que amenazaba con ser redondo luego de anotar un gol que sirvió para que el América le volviera a pintar la cara a Pumas en CU.

Tras el triunfo, el atacante se lanzó a casa sólo para recoger las maletas y con toda la familia se dispuso a disfrutar una minivacación en el sureste mexicano.

Sin embargo, al llegar a su destino, la sonrisa se le borró del rostro, pues se topó con que le abrieron la maleta y le dieron baje gaaacho con varios objetos de aseo personal, y todo apunta a que fue en el Aeropuerto de la Ciudad de México.

Por supuesto, luego de la queja obligada, nomás le dijeron "escriba su queja, que nosotros le daremos seguimiento" y ya.

¡Ah! y sepan ustedes que la aerolínea en que viajaron Silvio y su familia es la misma que patrocina al América.

Ojalá y pronto den con quienes hayan realizado tan vulgar hurto, que es el pan de todos los días cuando uno viaja.

'Piojo' consentido

Entre rumorcitos y rumorzotes de que Miguel Herrera vuelve al Nido de Coapa para el verano, al parecer su actual patrón está haciendo su luchita para que El "Piojo" se quede en Tijuana.

Cuentan que la semana pasada, Jorgealberto Hank le regaló al que todavía es su técnico un T Rex Campagna, un vehículo que no sé si es coche, moto, triciclo o los tres, que además de bonito y exótico cuesta algo así como 60 mil dolarucos, que es una mega lana...

Este regalazo fue por motivo del cumpleaños número 49 de Miguelón, algo que cualquiera entiende como un "no te vayas, aquí te conviene quedarte" de parte del dueño de Xolos para su entrenador, que ha mantenido a los canes fronterizos en la parte alta de la clasificación en las dos últimas campañas.

Y bueeeno, si Hank le regaló semejante juguetito al "Piojo" por su aniversario 49 ¿qué le dará cuando llegue al 'tostón'?

Si Herrera vuelve al Ame, eso quedará en misterio.

Muchos escalones

Puede que Christian Giménez, por su desempeño en la cancha, no demuestre que ya tiene 36 años, pero vaya que ya le pesan.

Luego del carrerón que se aventó para alcanzar a André-Pierre Gignac y evitar que disparara, sufrió cuando debió enfrentarse a las terribles escaleras que van de los vestidores a la puerta 1, por donde salió del Estadio Azul tras el partido.

El "Chaco", acompañado de su hija pequeña, vio con pesar la cuesta y una vez que comenzó el periplo suspiró y dijo en voz alta: "prefiero otro esprint contra Gignac que subir estas escaleras". Sin más, y como su hija ya se había adelantado, el jugador de La Máquina se resignó y subió uno a uno los escalones para poder abandonar el inmueble.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios