viernes, 24 de marzo de 2017

No entienden - Columna San Cadilla Reforma - 24 Marzo 2017



No entienden

Pues desgraciadamente sigue la moda de darles sus buenos llegues a los árbitros. Ya vieron lo que sucedió con Pablo Aguilar y Enrique Triverio, y todo el show que se armó, el cual terminó con un paró de los árbitros y con un año de castigo para cada jugador.

Yo pensé que esto había sido suficiente para que los futbolistas pensaran un poquito más al momento de acercarse a los silbantes, pero tal parece que Diego Novaretti, jugador del León, sigue sin entender.

Para muestra, ahí está lo que hizo el miércoles en el duelo amistoso ante Santos en Frisco, Texas, donde el defensa mostró no estar muy de acuerdo con un penal que le marcaron a La Fiera al minuto 30 del juego y se fue en dos ocasiones sobre el árbitro estadounidense Rosendo Bermúdez. Lógicamente, fue expulsado.

Esto fue captado en videos que ya se encuentran en las redes sociales, donde se ven los dos empujones que el argentino le pone al silbante.

Es irrelevante que se trate de un partido amistoso o de que la decisión del árbitro sea acertada o equivocada.

Los equipos, en este caso el León, y los futbolistas, esta vez Novaretti, insisten en incurrir en esta inaceptable conducta y parecen ya sentirse con el derecho a tener contacto físico con el árbitro a la menor provocación.

De veras no sé qué tiene que pasar para que los equipos y los jugadores se enseñen a respetar, y de una vez por todas caigan en la cuenta de que los árbitros son como las mujeres de los amigos, no se tocan.

Y luego los compañeros, miembros del cuerpo técnico y directivos del equipo del agresor salen con el desafortunadísimo cuento de que apoyan y están a muerte con el jugador, casi como aplaudiéndole.

Ya son tres casos de agresiones a silbantes y todas por parte de futbolistas sudamericanos.

Los ponen quietos

Me cuentan que la Comisión Disciplinaria dejó calladitos tanto a los jugadores como a la directiva del Puebla, quienes manifestaron su inconformidad por el desempeño del árbitro Jorge Antonio Pérez Durán mediante un comunicado.

Resulta que la directiva, encabezada por Carlos López Chargoy, se le fue encima a la Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) tras la mala actuación del nazareno en el duelo que perdieron contra Morelia.

Los de La Franja, en tooodo su derecho, lanzaron fuertes críticas porque se sintieron atracados luego de que Pérez Durán no les marcara un penal y les anulara un gol legítimo de Alexis Canelo.

Sin embargo, como era de esperarse, la Disciplinaria luego luego les mandó un "estate quieto" diciéndoles que el gol estuvo bien anulado y que el penal... ni lo vieron, lo cual a mí ya ni se me hace raro.

Aunque se encabritaron, los del Puebla tuvieron que guardar silencio porque, si siguen quejándose, se van a desquitar con su hermanito Jaguares. ¿A poco creían que a la FMF ya se le había olvidado que Carlos López Chargoy tiene dos equipos?

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios