miércoles, 1 de marzo de 2017

'Yayo' está triste - Columna San Cadilla Reforma - 01 Marzo 2017



'Yayo' está triste

Si alguien quedó abatido por la derrota del sábado pasado en el Clásico Joven, ese fue Eduardo de la Torre.

Quizás me quede corto al tratar de describir la cara que traía El "Yayo" tras el partido en que Cruz Azul, para no variar, perdió contra el América en el Estadio Azteca.

Otros que han ocupado antes su puesto habrían exhibido caras de cansancio y hartazgo ante la situación de La Máquina, pero en aquella noche, el rostro del presidente deportivo celeste era de una inmensa tristeza y de no saber ya pa' dónde jalar.

Su andar errante por el túnel del Coloso de Santa Úrsula lo llevó a acercarse a donde se realizaba la célebre conferencia de su técnico, Paco Jémez. Sin embargo, el "Yayo" apenas escuchó un par de respuestas, se dio la media vuelta y enfiló de regreso al vestidor visitante, ese en el que tantas veces Cruz Azul se ha tenido que tragar la frustración.

Lo que es un hecho es que el ánimo en La Máquina cada día esta peor y el discurso optimista se le está acabando muuuy rápido a quien más le brillaba la sonrisa cuando esta nueva aventura empezó.

Joao, el salvador

En plena tormenta celeste, salen más mojados.

Si alguien en Cruz Azul se ha encargado de que sus compadres sudamericanos se sientan "como en casa", ese es Joao Rojas.

Les cuento que el volante celeste no dudó en arropar al chileno Martín Rodríguez y al también ecuatoriano Ángel Mena en este primer semestre para ambos en México.

Si ya se imaginaron que los recibió en su casa y quemaron bombones mientras platicaban de la obra de Saramago, permítanme decepcionarlos. Cuando me refería a arroparlos, fue muy al "estilo Joao", es decir, ya les dio un súper tour por los mejores antros de la Ciudad de México.

Conocido por gustar de la fiesta, dicen que a Rojas no le costó ni tantito integrar a los recién llegados a su tren de vida extra cancha.

Ojalá y así se comprometieran Mena y Rodríguez, pero con sacar al equipo del hoyo en que está, porque lo que se dice es que a Joao ya no le ven mucho remedio... y miren que Paco Jémez le está echando ganas.

Prueba de fuego

El triunfo del Puebla en Toluca, que rompió una racha de 20 años de los Camoteros sin victoria en La Bombonera, podría ser, de la mano de los resultados aceptables que ha entregado José Cardozo desde su arribo hace tres semanas, la llave para que La Franja rompa otra mala racha el domingo próximo, que es la de no meter ni a la mitad del aforo a su estadio.

El menú es suculento porque dice Tigres, pero la motivación de la afición por el buen paso de La Franja (está a tres puntos de zona de Liguilla), me invita a pensar que veremos a 24 mil personas ocupar más de la mitad de las butacas del Estadio Cuauhtémoc. Lo más cerca que estuvieron fue en la Fecha 5 contra Atlas, con 17 mil 115 y lo más bajo que han mostrado fueron 10 mil ante Gallos Blancos.

Vamos a ver.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios