jueves, 20 de abril de 2017

Cantada - Columna San Cadilla Mural - 20 Abril 2017



Cantada

Matías Almeyda la cantó y la cumplió:

"El dueño y yo vamos a dar la vuelta olímpica juntos cuando ganemos algo aquí", había declarado previamente.

Y la cumplió.

Abrazados, paso a paso, latido a latido, el técnico de Chivas y Jorge Vergara recorrieron la cancha del estadio festejando el segundo título en la era del argentino, ambas de Copa. Un romance futbolístico sellado con resultados.

Morelia parecía que se había salido con la suya al llevar el juego, con un cuadro de suplentes y veteranos (muuy veteranos), a la instancia de los penales. De hecho, cuando dijeron que entraba de cambio Luis Gabriel Rey, pensé que luego le seguiría el "Chamagol" o algo por estilo.

El escenario parecía totalmente purépecha, porque en su portería estaba un buen atajador como su arquero Sebastián Sosa... pero fue entonces cuando apareció el liderazgo.

Almeyda mandó a llamar al novato guardameta Miguel Jiménez y le habló fuerte, pero lo acompañó de una palmada.

Ya un par de horas antes, el DT argentino había hecho lo propio en el vestidor, cuando le pidió al plantel -antes de saltar a la cancha- que cantara fuerte el Himno.

"Humildad, entrega y convencimiento puro de lo que van a hacer... y vamos a venir a disfrutar acá con esa copa nuestro título", les dijo el argentino. "Mostrando que son puros mexicanos ¡y que los mexicanos pueden ganar!".

Ojo. Esto va más allá de un speech de película gringa o choros mareadores. El cuerpo técnico hizo su chamba. Tras conocer los tiradores del Morelia, el auxiliar Omar Zarif le entregó al joven guardameta un papel con un recordatorio de cómo suelen tirar los penales los rivales designados.

El joven Jiménez tenía información y confianza, así que ejecutó... y acertó. El héroe de la noche.

No es poca cosa, es el primer título que Chivas festeja en su estadio, bueno, de hecho, el primero en tierras jaliscienses desde el show del "Gusano" Nápoles en el Verano 97 ¡Ya llovió!

El título del Guadalajara es una excelente noticia para el Futbol Mexicano que ha visto cómo comienza a dar frutos esa mezcla de jugadores de la cantera más onerosos refuerzos reclutados a punta de cartera, mezclados con una gran dosis de continuidad y paciencia. Tomen su regla 10/8.

A festejar se ha dicho.

Mala broma

En una mala broma se ha convertido el Cruz Azul. De verdad, uno ya no sabe si reir o llorar con lo que pasa en esa institución.

Lo único que les faltaba ocurrió ayer: una autodenominada "bruja de magia negra" llamada Zulema se apersonó en La Noria ¡a hacerle una limpia a la Máquina!

Llevó una cabeza de puerco, otra de res, hartas hierbas y un anafre -que hasta parecía iba a cocinar un pozole- pero lo utilizó para sus malas artes, o al menos eso fue lo que dijo.

Ahhh, pero aclaró que su magia sólo sería para el próximo juego, que es precisamente contra Chivas.

Las cosas se están saliendo de control y parece que en Cruz Azul no hay nadie que ponga orden.

En redes sociales son la comidilla porque se la han pasado bloqueando en Twitter a cuanto aficionado propio y ajeno se atreve a criticarlos. ¿Pueden creerlo? El equivalente sería sacar a la gente del estadio cuando manifiesta su descontento.

Su manejo es pésimo, al grado que ya hasta hicieron mártir ¡a Carlos Hermosillo! (sí, el mismo que entregó cheques de hule a los deportistas cuando dirigió la Conade). Y todo porque el ex goleador celeste fue otro de los bloqueados.

En 2012, la Liga MX repartió entre los clubes un manual de uso de redes sociales, que la gente que maneja La Máquina se ha pasado por el arco del triunfo.

Algunos señalan a los hijos de Billy Álvarez como los autores del descontrol en la cuenta de Twitter, pero oficialmente su versión es que el responsable es un programa ques'que identifica "malas palabras" y avisa a los encargados a qué usuarios deben vetar.

Lo extraño es que dentro de los bloqueados están medios de comunicación -que no emplean lenguaje inapropiado- y hasta aficionados que ni los siguen.

Hay quien dice que no existen las malas palabras, sino palabras mal usadas... claro, y también cuentas de redes sociales.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios