viernes, 7 de abril de 2017

La hermandad - Columna San Cadilla Mural - 07 Abril 2017



La hermandad

En cada fracaso o crisis del Cruz Azul -o sea, cada seis meses- invariablemente emerge el nombre de Carlos Hurtado, un oscuro y enigmático promotor que vive en Miami y no le gusta aparecer en público.

Guillermo "Billy" Álvarez, mandamás de La Máquina, asegura que nunca ha tenido tratos con Hurtado y tacha de "leyenda urbana" la supuesta influencia de este personaje en la institución que descabeza... digo, que encabeza.

Pues el pasado lunes esta leyenda se hizo más que urbana, porque Hurtado estuvo en la Ciudad y se reunió con por lo menos tres miembros de su famosa "Hermandad", como se hacen llamar: Alberto Guerra, Raúl Arias y Rubén Omar Romano en un famoso y prestigiado restaurante de cortes argentinos en la Av. Niños Héroes.

¿Y qué andaba haciendo por acá? Se estarán preguntando mis filosos y conocedores lectores.

¿Se le antojó un churrasco tres cuartos con ensalada a la vinagreta? ¿Quería hacer una visita social? ¿Vino a checar los cerros que se estaban incendiando? ¿Traía ganas de una jericalla?

Pues no va por ahí, porque quienes estuvieron cerca de esta singular mesa aseguran que la plática giró en torno a una estrategia para colocar como técnico de La Máquina a uno de ellos, ante la inminente salida de Paco Jémez.

Entre ellos platicaban que el candidato debía ser Romano, pero sin olvidarse de sus socios de la "Hermandad" al momento de tomar el poder.

La realidad es que a Rubén su divorcio lo dejó en una situación económica bastante comprometida, por lo que anda moviéndose arduamente para conseguir chamba lo antes posible, aunque se le ve feliz por esta ciudad disfrutando de su noviazgo con la conductora televisiva Paola Velasco.

¿Cumplirá la "Hermandad" su objetivo? ¿La leyenda cobrará vida? ¿Existen los ovnis? ¿Quién encontró la cadenita de Carmen? Pronto sabremos la respuesta a algunas de estas interrogantes.

De moda

Pues parece que eso de hacer a un lado a las televisoras tradicionales, que durante años impusieron sus condiciones, se está poniendo de moda.

Y es que otro equipo tapatío podría buscar transmisiones alternativas.

No, no estoy hablando del Atlas ¡Si se les caen los refuerzos, imagínense el streaming!

De hecho, se trata de otro deporte, pero por favor, acompáñenme a leer esta triste historia.

Resulta que al término de la pasada temporada de la Liga Mexicana del Pacífico de beisbol se venció el contrato colectivo de derechos de transmisión que tenían con Megacable, por lo que actualmente hay negociaciones.

En Europa, casi en la mayoría de las ligas de futbol, así funciona. Los clubes hacen bloque y logran doblar a las grandes cadenas y, además, se traduce en un reparto de ingresos más equitativo.

Parecía que todo sería miel sobre hojuelas, peeeeeeeeeero (ese que nunca falta) se vino la bronca donde menos la esperaban.

Es un hecho que la Serie del Caribe en el 2019 se jugará en México, y los Charros de Jalisco están haciendo todos los méritos para que se juegue por estos lares; finalmente, le invirtieron a su estadio para ponerlo al tiro y hospedar el Clásico Mundial, además de que han mostrado que pueden con el paquete.

Sólo que Hermosillo dice que nanay, que ellos la estaban esperando desde antes y, que si los tapatíos quieren el evento, se formen en la fila.

Jalisco insiste que ellos han tenido los contactos y que si no se la dan, no participarán en el nuevo contrato televisivo.

¿Las opciones? Muy fácil. Claro Sports y demás plataformas que lo rodean pues para nadie es un secreto la cercanía que se dio con Carlos Slim Helú en el pasado Clásico Mundial de Beisbol, al grado de que fue el encargado de lanzar la primera bola.

Además, el beis es el deporte favorito del mexicano más rico del mundo.

Si no se dan las condiciones, también sondearían a Jorge Vergara para asesorarse con su plataforma y lanzarse al ruedo.

Tiempos modernos, chicos ¡Los mantendré informados!

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios