lunes, 15 de mayo de 2017

Hasta en el Tri lo saben - Columna San Cadilla Reforma - 15 Mayo 2017



Hasta en el Tri lo saben

Pues el secreto a voces cada vez se acerca más a su anuncio oficial, el de que Santiago Baños se convertirá en presidente deportivo del América y que con él llegará Miguel Herrera como entrenador de las Águilas.

A tal grado ya se canta y recanta el movimiento que hasta en la propia FMF y en el área de Selecciones Nacionales ya se da como un hecho y sin problema alguno por parte de otros directivos y entrenadores que trabajan ahí, que conocen de la oportunidad que tiene Baños y hasta le han dado ya la palmadita para felicitarlo y decirle que es una muy buena opción la que se le presenta en el camino.

Y de pasada me enteré que no se planea un movimiento más en el organigrama de Selecciones de momento ni en otros cargos directivos como el de Fernando Cerrilla ni en el área de los Tricolores de Menores porque hay agrado con las cuentas que han entregado últimamente como fue la clasificación al Mundial Sub 17 y en espera de que el paso sea exitoso en el Mundial Sub 20 que está a la vuelta de la esquina.

Además, supe que así como no habrá otra baja más allá de la de Baños, tampoco habrá alta. Así es, para los que estaban inquietos respecto a quién pudiera ocupar el cargo que dejará Santiago, pues les comunico que no se piensa en traer a alguien porque no se quiere afectar el proyecto que va en march a Rusia 2018 ni sacar a una persona de otro lugar donde también se pudiera desestabilizar, así que el mismísimo secretario general, Guillermo Cantú, será quien se encargue de lo que hacía Baños, al fin que ya le sabe de cuando fue director de Selecciones en las épocas de Ricardo La Volpe, Hugo Sánchez y Sven-Goran Eriksson.

En Selecciones entonces ya asimilan la salida de Baños y no se vislumbra mucho movimiento.

Un viaje de tres

Para nadie es un secreto que Agustín Marchesín le cayó de perlas al América.

Portero seguro, con unos reflejos inigualables y, sobre todo, buena gente. Por si fuera poco, el buen "Marche", como le dicen sus cuates, se lanzó a París de vacaciones con su esposa.

Pues resulta que la pareja se tomó muy literal ese termino de "ciudad del amor" y con plena Torre Eiffel de fondo, los felices esposos anunciaron que el viaje no era de dos, sino de tres. Ya saben más o menos a lo que me refiero.

Ahora yo invitaría a todos los americanistas a rezar para que el pequeñín o pequeñina del guardameta argentino traiga torta bajo el brazo y les deje un título que no las caería pero nada mal.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios